• Email : info@piosas.com

  • Tel : 57(2) 489 8505

Luz verde a licitación de planta regasificadora del Pacífico

Tomado de: http://www.elpais.com.co/economia/luz-verde-a-licitacion-de-planta-regasificadora-del-pacifico.html

La planta regasificadora del Pacífico, un proyecto que se viene impulsando desde hace algunos años para mejorar la confiabilidad energética en favor del sector productivo y la población del Valle del Cauca, comenzó a cristalizarse.

El Ministerio de Minas y Energía anunció que la licitación de la planta —que forma parte del Plan Nacional de Expansión Eléctrica— se abriría hacia el mes de octubre del presente año, sino se presentan inconvenientes

El montaje de la terminal que recibirá el barco metanero con combustible importado, la planta de distribución y el gasoducto —que se construirá posteriormente— tienen una inversión estimada de US$600 millones.

Al respecto, la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, indicó que “se trata de una buena noticia para la región y para Buenaventura, ya que le daría confiabilidad eléctrica a los empresarios, lo que estimulará la llegada de nuevas inversiones”, pues se reduciría el riesgo de racionamientos.

Con la regasificadora del Pacífico, anotó la mandataria, “gana competitividad y productividad no solo el Valle, sino el país”.

Hoy, como se recordará Buenaventura cuenta con el suministro de gas natural solo a través de carrotanques y no dispone de una segunda línea de interconexión eléctrica, lo que hace al puerto muy vulnerable en caso de apagones o racionamientos en temporadas de duro verano.

Frente a la importancia estratégica del proyecto y la oposición que ha surgido entre algunas empresas petroleras, y gremios como Naturgas y otros, Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, señaló que “el mercado del gas en Colombia está totalmente controlado por Ecopetrol, que es uno de los monopolios más tenaces que hay, y aquí de lo que se trata es de llevarle un combustible a una zona que no está conectada en gas y pobremente conectada en electricidad”.

A través de la planta se podría importar dicho combustible desde otros países cuando haya escasez y no depender solo del abastecimiento a través del gasoducto Mariquita-Cali.

Una futura térmica
El siguiente paso sería la construcción de una central térmica que podría generar energía para Buenaventura, “lo que permitiría al Pacífico colombiano jugar en la cadena de hidrocarburos para impulsar la industrialización en este Distrito”, recalcó Piedrahita.

Se estima que la planta regasificadora, de dimensiones similares a la que existe en Cartagena, estaría despegando hacia los años 2021 o 2022.
“La regasificadora le daría un respaldo fundamental a Buenaventura en materia energética, y al país con un nuevo punto de entrada de gas, por lo que la posición de las empresas petroleras me parece absurda y proteccionista”, enfatizó Piedrahita.

“Es una inversión estratégica para el Litoral Pacífico que permitirá desarrollar en el puerto un complejo industrial interesante al contar con ese recurso energético”, puntualizó.

Más beneficios
Por su parte, el director del Comité Empresarial e Intergremial del Valle, Juan Esteban Ángel, señaló que, además de ser un proyecto estratégico, “permite la disponibilidad permanente de gas para las térmicas del interior, disminuyendo también la volatilidad del precio de escasez de energía eléctrica durante las épocas de fenómenos del Niño”. De esta manera, anotó el dirigente gremial, “pasaríamos de ser cola de ratón a cabeza de león en materia de suministro de gas quedando mucho más cerca del combustible frente a lo que estamos hoy”.

Ángel puso de presente que la planta regasificadora permitirá a Buenaventura “la posibilidad de generación energética para mejorar las condiciones básicas dirigidas a estimular proyectos de desarrollo y generadores de empleo, tan necesarios en el Pacífico como el Centro de Actividades Económicas, CAEB”.

La Comisión de Regulación de Energía y Gas, Creg, al igual que
la Unidad de Planeación Minero-Energética, Upme, le habían dado el visto bueno a la planta el año pasado para futuras entregas de ese combustible en el suroccidente colombiano.

“Absurda oposición”
A pesar de la importancia del proyecto de la regasificadora para el Pacífico y el suroccidente colombiano hay voces que no lo consideran importante por ahora.

Por ejemplo, el vicepresidente de la compañía Canacol, Alfredo Baena, consideró que el Gobierno no debe fomentar las importaciones de gas natural sino brindar mayores garantías a las empresas que adelantan tareas para encontrar ese recurso.

Sostuvo que “ el gas importado no genera empleo, ni inversión social, no paga impuestos, ni regalías, ni derechos económicos”.

Se dijo, asimismo, que ese combustible importado sería más caro que el nacional.

Frente a ello, el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita, respondió que “no es cierto que el gas importado sea más caro, pues lo importante aquí es disponer de un combustible suficiente, ya que no contamos con muchos años de reservas, y podría escasear en el futuro cercano”.

Anotó que “no entiendo esa absurda oposición, pues incluso empresas como el Grupo de Energía de Bogotá han anunciado que podrían ejecutar la planta a riesgo, es decir, sin respaldo del sistema, o cobros (mayores) a los usuarios”.

Gasoducto es clave
La construcción de un gasoducto entre Buenaventura y Cali es quizás el punto más importante, porque permitiría traer ese combustible desde el Pacífico para abastecer no solo al Valle sino al resto del país.

Adicionalmente, la Creg estudia seguir con el tendido de la segunda línea de transmisión eléctrica para que el puerto pueda tener una verdadera confiabilidad eléctrica.

Cabe recordar, que este último proyecto se frenó, ya que surgieron invasiones en terrenos por donde pasarían los cables
y torres de transmisión de electricidad.