• Email : info@piosas.com

  • Tel : 57(2) 489 8505

Con toma de control de navieras, viene una revolución de la operación portuaria

Tomado de: http://www.larepublica.co/“con-toma-de-control-de-navieras-viene-una-revolución-de-la-operación-portuaria”_449141

Siendo los costos portuarios 14% del total de los costos logísticos que enfrentan las empresas en América Latina y el Caribe, las compañías navieras ven la incursión en la operación de estas zonas como una oportunidad para hacer más competitivo el mercado. Oscar Isaza, presidente de PIO SAS, explicó a LR los cambios que enfrenta el país y las nuevas inversiones en el mercado de puertos.

¿Cómo ven el panorama de puertos en Colombia?
Va a haber un matrimonio. Las grandes navieras han encontrado en Colombia un ambiente propicio para tomar control, entonces viene una revolución de la operación portuaria. Ya se empezaron a dar movidas estratégicas. Maersk está tomando posición en las dos costas, por su parte, otro grupo muy activo es Cmacgm, que va a tomar una posición importante en el Atlántico, invirtiendo con nosotros en Puerto Antioquia, en Urabá. Esta es la sociedad que se denomina Terminal Link. Acá firmamos un contrato no vinculante para desarrollar un terminal en Turbo de contenedores multipropósitos y carga general.

La inversión de US$500 millones, ¿qué obras incluye?
Fundamentalmente obras civiles, equipos para la operación y adquisición de terrenos. Además, hay una parte de la inversión que ya se hizo, porque la estructuración del proyecto está muy avanzada. También se cuentan los intereses para los bancos de los tres primeros años de construcción. Y está la contraprestación para el Estado por el uso del mar.

¿Cuándo estará listo? y ¿qué ventajas tiene?
En tres años y una de las ventajas es el acceso. Ese punto es fundamental ya que dependiendo de las vías cuesta menos la logística. Urabá, sin demeritar ningún otro puerto, tiene una condición muy importante y es que es el puerto en la Costa Atlántica más cercano a Medellín, Bogotá y el Eje Cafetero; que son centros de consumo fundamentales. La segunda ventaja es para el mercado de banano, que es la exportación agrícola más importante del país. Son 70 millones de cajas de 20 kilos que se exportan sin puerto, en una operación logística artesanal, que se demora 30 horas en cargar, lo que nosotros podremos hacer en cuatro horas.

¿Ese será el nicho específico?
No, es uno de muchos. Aparte está el de vehículos, Sofasa por ejemplo, tiene fábrica en Medellín. Igual pasa con Haceb y Whirlpool, con la fábrica en Copacabana.

¿Para hacer competitivo el precio se requiere terminar las vías para llegar a esta zona?
Aún con la vía y la operación actual, que es muy artesanal, ya hay grandes empresas moviendo carga, porque hay un interés derivado del beneficio logístico que hoy existe por tener menor distancia de los centros de consumo. Será mejor cuando esté el Túnel del Toyo, Mar 1 y Mar 2, pero al final eso solo generará más competitividad.

¿Cuál será la capacidad del puerto y cuánto esperan tener del total del mercado?
Como el puerto es en tres años toca tener en cuenta que la carga en puertos crece en promedio 1,5 o dos veces el PIB. Ahí no se cuenta transbordo, restiba, carbón o hidrocarburos. Siendo así, si Colombia está movilizando entre 40 y 45 millones de toneladas al año, y crece a la misma tasa, en tres años hay siete millones de toneladas para nuevos puertos. Así, Puerto Antioquia en su fase inicial está pensado para 6,5 millones de toneladas anuales.

Además de la cercanía y de que sea un puerto multipropósito, ¿qué otras ventajas tiene?
Creemos que Urabá se va a desarrollar. Hay un millón de hectáreas planas de las cuales se cultivan de banano solo 30.000, de plátano 35.000, 10.000 de palma y otras. No hay 100.000 hectáreas cultivadas, por lo que hay un potencial de desarrollo y nosotros creemos que la zona se convertirá en una dispensa agrícola. Le estamos apostando a la relocalización industrial.

¿En qué va Puerto Solo?
Este es un puerto energético, que incluirá GLN, GLP, refinados, graneles y Ro-Ro (Roll On-Roll Of). Hay que tener en cuenta que los puertos que se van a desarrollar tienen que ser especializados. Toca mirar las necesidades de cada lugar y estamos invirtiendo en este porque hay una necesidad energética para la zona. Acá esperamos tener una planta de regasificación, almacenamiento de hidrocarburos y gasoducto a Yumbo.

La Upme sacará una subasta por este puerto, ¿están listos para competir?
Claro. Estamos esperando las señales. Hoy estamos creyendo en los anuncios, entonces por eso ya tenemos licencia ambiental y concesión portuaria. Eso es en Gas Natural Licuado. Además, estamos sumando planta eléctrica, ya licenciamos una central de 80 megas y queremos poner 320 megas más para hacer una granja de generación en Buenaventura. También queremos un terminal de Gas licuado de petróleo (GLP).

¿Y en almacenamiento?
Para entrar a la Ocde una de las condiciones es tener almacenamiento estratégico. El Gobierno ya sacó un borrador de decreto en el que dice que hará un concurso público para que se construyan facilidades para tener ese almacenamiento.

¿Cuánto sería su capacidad?
En GLN serían 171.000 metros cúbicos de almacenamiento y la planta de 400 millones de pies cúbicos al día. En GLP estamos pensando en 400.000 barriles y en hidrocarburos esperamos 1,5 millones de barriles.